José Sáenz 1 minute read
October 5, 2020

Esclavo de sus palabras

En una realidad alterna más razonable, este hombre estaría en cama convaleciendo. Y no tendría que estar saliendo a demostrar que "no hay que tenerle miedo al virus", ni que es el candidato más fuerte.