José Sáenz 1 minute read
January 3, 2022

Así que tuvimos un susto COVID

Benditas sean las vacunas

El costo de descuidarse después de navidad. De confiarse mucho y de confiar mucho en los demás.

Por suerte para nosotros, el costo no ha pasado de ser más que sufrir varios días de susto e incertidumbre. Más alguna inversión en pruebas y la compra del oxímetro que aparece en la imagen de arriba.

Váyanse con cuidado, que esto todavía no ha terminado.